Revisión, notificación y comunicación de los resultados de las pruebas de laboratorio

Luis Edgardo Figueroa Montes Médico patólogo clínico. Director de Medicina del Laboratorio www.medicinadellaboratorio.com

Los sistemas de salud se están rediseñando para ser más seguros, eficientes, eficaces, oportunos, equitativos y centrados en el paciente. En este enfoque, los resultados de las pruebas de laboratorio permiten a los médicos tratantes tomar decisiones para generar otras intervenciones en los pacientes, como interconsultas, imágenes (radiografía, tomografía), biopsias, medicamentos, entre otros. Este binomio de resultados (laboratorio) e interpretación (médicos tratantes) se realiza todos los días, en todos los sistemas de salud públicos o privados, en la consulta externa o emergencias de todo el mundo (1).

Destacados profesionales, como Mario Plebani, Michael Laposata y Giuseppe Lippi, realizaron un pronunciamiento para el futuro de los profesionales de la Medicina de Laboratorio. En esta proclama destacan la importancia del reporte de los resultados y de los desafíos que tienen los médicos tratantes para interpretarlos (2). Un interesante artículo del Washington Post destaca este problema, donde menciona la necesidad de conocer sobre la validez clínica de las pruebas de laboratorio en base a sus valores predictivos, falsos positivos y falsos negativos, con el único fin de evitar errores médicos y su impacto en los pacientes (3).

Según el modelo de filtros de Goldschmidt sobre el proceso total de las pruebas de laboratorio, detallado por Westgard en su libro, describe una serie de filtros donde la solicitud, muestra y resultado deben pasar. Este modelo describe 5 filtros para la liberación final del resultado (4).

Verificación administrativa: donde se incluye la selección y solicitud del examen, condiciones pre analíticas y validación de las condiciones apropiadas del paciente para obtener una muestra correcta.

Verificación de la muestra: donde obtenemos la muestra correcta en el momento correcto, del paciente correcto. Además de la preparación para su proceso y transporte.

Verificación técnica o del proceso: donde requerimos conocimiento sobre el control de calidad (precisión, exactitud, error total, desempeño analítico) y el uso correcto de los equipos analíticos y no analíticos.

Validación del paciente: donde los resultados correctos serán reportados para la historia clínica del paciente. En esta etapa es crítico conocer los antecedentes clínicos, entender la variación individual e interindividual, considerar valores críticos o de alarma que pongan en riesgo la vida del paciente, entre otros. Las competencias del médico en esta etapa para ver temas semiológicos y clínicos, ayudan a una mayor comprensión de los resultados y la correlación con la historia clínica del paciente.

En estos 4 filtros, la responsabilidad del director del laboratorio clínico -en el Perú a cargo de los médicos patólogos clínicos- se enfoca en diseñar procesos bajo el paraguas de un sistema de gestión de la calidad, acompañado con las mejores intervenciones en el aseguramiento de la calidad, gestión del riesgo, gestión de las compras, gestión del talento humano, gestión financiera, entre otros (5,6,7,8).

En el quinto y último filtro, el médico tratante realizará la Validación clínica, donde el ciclo cerebro-cerebro (brain-to-brain loop) planteado por Lundberg hace muchos años, cierra el circuito desde la solicitud hasta su interpretación final. Aquí el paciente recibirá el tratamiento correcto basado en resultados correctos (4,9).

Para comprender la complejidad de la Revisión, notificación y comunicación de los resultados de las pruebas de laboratorio, un reciente artículo traducido detalla las recomendaciones para facilitar la gestión del proceso pos analítico según la Norma ISO 15189, en sus apartados 5.7, 5.8 y 5.9. Traslada a los profesionales implicados, la importancia de las actividades comprendidas en esta parte crucial del proceso post analítico del laboratorio clínico (10).

En conclusión, la responsabilidad del director médico de los laboratorios clínicos para diseñar las mejores intervenciones en los diferentes procesos secuenciales para la Revisión, notificación y comunicación de los resultados de las pruebas de laboratorio, diseñados bajo un sistema de gestión de la calidad, define el futuro del paciente con oportunas y correctas intervenciones del médico tratante.

Enlaces de interés

1. https://www.degruyter.com/document/doi/10.1515/cclm-2015-0803/html

2. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0009898118306028

3. https://www.washingtonpost.com/news/posteverything/wp/2018/10/05/feature/doctors-aresurprisingly-bad-at-reading-lab-results-its-putting-us-all-atrisk/

4. Validación Básica de Método. James O. Westgard. Edición Wallace Coulter. © 2013

5. NTS N° 072-Minsa-DGSP- V.01. Lima: Ministerio de Salud; 2009.

6. Figueroa-Montes LE. https://amp.cmp.org.pe/index.php/AMP/article/view/411/231

7. Figueroa-Montes LE. https://doi.org/10.35663/amp.2015.324.8

8. Figueroa-Montes LE. https://doi.org/10.35663/amp.2020.371.743

9. Mario Plebani, Michael Laposata, George Lundberg. https://doi.org/10.1309/AJCPR28HWHSSDNON

10. https://doi.org/10.1515/almed-2020-0027

Nota Anterior

Covid-19: personas sin carné de vacunación completa no podrán ingresar a espacios cerrados

Siguiente Nota

Treintena de geoglifos de Ica corren riesgo de desaparecer

Últimas noticas en Columnas

ENFOQUE REGIONAL

| Por: Luz Mery Canales Trillo @LuzCanalesTrillo Vicegobernadora regional de Ica Inestabilidad política que ponen en…