¿Qué sabemos del envejecimiento?

Luis Edgardo Figueroa Montes

Médico patólogo clínico.

Director de Medicina del Laboratorio

www.medicinadellaboratorio.com

El envejecimiento produce un deterioro de la estructura y función de los tejidos en todo el organismo, lo que aumenta drásticamente el riesgo de la mayoría de las enfermedades crónicas. Un excelente artículo científico aborda los misterios del envejecimiento. Titulado «Las firmas de envejecimiento de los órganos en el proteoma plasmático, rastrean la salud y la enfermedad» y tiene como investigador principal al profesor Tony Wyss-Coray, quién dirige la Iniciativa Knight para la Resiliencia Cerebral en la Universidad de Stanford.

Menciona que los estudios en animales muestran que el envejecimiento varía entre individuos y entre órganos dentro de un individuo, pero se desconoce si esto es cierto en los humanos y su efecto sobre las enfermedades relacionadas con la edad (1).

Los investigadores utilizaron niveles de proteínas del plasma sanguíneo humano procedentes de órganos específicos para medir las diferencias de envejecimiento específicas de órganos en individuos vivos. Utilizando inteligencia artificial, analizaron el envejecimiento en 11 órganos principales y estimaron la edad de los órganos de manera reproducible en cinco grupos independientes, con una participación de 5,676 adultos a lo largo de la vida humana (1).

Descubrieron que casi el 20% de la población muestra una edad acelerada en un órgano y el 1,7% están envejeciendo en varios órganos. El envejecimiento acelerado de los órganos confiere entre 20 a 50% más riesgo de mortalidad, y las enfermedades específicas de órganos se relacionan con un envejecimiento más rápido de esos órganos. Descubrieron que las personas con envejecimiento cardíaco acelerado tienen un riesgo 250% mayor de insuficiencia cardíaca. El envejecimiento cerebral y vascular acelerado predice la progresión de la enfermedad de Alzheimer (1).

En la actualidad se sabe poco sobre cómo los órganos humanos cambian de forma molecular con la edad. Una comprensión molecular del envejecimiento de los órganos humanos es de vital importancia para abordar la enorme carga mundial de enfermedades que supone el envejecimiento y podría revolucionar la atención al paciente, la medicina preventiva y el desarrollo de fármacos (1).

Este estudio presenta un marco para modelar la salud de los órganos y el envejecimiento biológico utilizando proteómica plasmática. Los modelos de envejecimiento de órganos resultantes pueden predecir la mortalidad, el deterioro funcional específico de órganos, el riesgo y la progresión de enfermedades y la heterogeneidad del envejecimiento entre tejidos. Este enfoque no es invasivo, requiere sólo una pequeña muestra de sangre y podría aplicarse de manera fácil, para comprender los efectos de las intervenciones de salud, como modificaciones del estilo de vida y terapias farmacológicas, a nivel de órganos (1). Quizás entramos en un futuro prometedor en relación a estas investigaciones del envejecimiento.

Sobre este estudio, el genetista e investigador en medicina digital estadounidense Eric Topol lo resume así: «Fue la primera vez que se pudo saber la edad de 11 órganos diferentes del cuerpo mediante diferentes proteínas plasmáticas. Esto permite un avance en la ciencia del envejecimiento y la capacidad de influir a nivel de órgano específico. Y el 20% de nosotros tenemos un envejecimiento avanzado y acelerado de un órgano. Esto no se había demostrado antes, y requirió un gran esfuerzo de observar miles y miles de proteínas y determinar si eran específicas de un órgano y luego demostrar que estas proteínas estaban relacionadas con resultados como insuficiencia cardíaca, Alzheimer y otras enfermedades» (2).

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud socializó que estamos en la «Década del Envejecimiento Saludable 2021-2030». Esta década ofrece la oportunidad de aunar a los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, las instituciones académicas, los medios de comunicación y el sector privado en torno a diez años de acción concertada, catalizadora y de colaboración para mejorar las vidas de las personas mayores, sus familias y las comunidades en las que viven (3).

La población envejece en todo el mundo con más rapidez que en el pasado, y esta transición demográfica afectará a casi todos los aspectos de la sociedad. El mundo se ha unido en torno a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todos los países y partes interesadas se han comprometido a no dejar a nadie desatendido y se han propuesto garantizar que todas las personas puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad, y en un entorno saludable (3).

En el mundo hay más de mil millones de personas que tienen 60 años o más, la mayoría de ellas en países de bajos y medianos ingresos. Muchas de esas personas no tienen siquiera acceso a los recursos básicos necesarios para una vida plena y digna. Muchas otras se enfrentan a numerosos obstáculos que les impiden participar plenamente en la sociedad.

Abracemos con entusiasmo esta «Década del Envejecimiento Saludable» en beneficio de los más de mil millones de personas que tienen más de 60 años en nuestros países de bajos y medianos ingresos.

Enlaces de interés

1. https://www.nature.com/articles/s41586-023-068021?utm_source=substack&utm_medium=email

2. https://www.theringer.com/2023/12/27/24016357/the-biggest-breakthroughs-in-science-happening-right-now

3. https://www.who.int/es/initiatives/decade-of-healthy-ageing

Nota Anterior

Firman convenio para investigar y proteger las Líneas y Geoglifos de Nasca y Palpa

Siguiente Nota

Presidente de la Corte Superior juramentó a orientadoras judiciales para el periodo 2024-2025

Últimas noticas en Columnas

ENFOQUE REGIONAL

| Por: Luz Mery Canales Trillo @LuzCanalesTrillo Vicegobernadora regional de Ica Inestabilidad política que ponen en…