Sismos en épocas de pandemia por el SARS-CoV-2

Nací en Ica, una cálida ciudad a 300 kilómetros al sur de Lima, y como buen iqueño recuerdo una mañana primaveral camino al anfiteatro de mi facultad de Medicina Humana “Daniel Alcides Carrión”, para unas prácticas de anatomía, un sismo de 7.7 en la escala Magnitud Momento azotó la ciudad. Fue el terremoto de Nasca ocurrido el 12 de noviembre de 1996, a las 11:59 am, con el epicentro en Marcona. El sismo causó la pérdida de 17 vidas, 191 heridos; 94,047 damnificados, 5,346 viviendas destruidas, 12,7 viviendas afectadas y 29 locales públicos afectados en los departamentos de Ica, Arequipa, Ayacucho y Huancavelica. Quedaron afectados y destruidos 448 centros educativos y 44 centros de salud. Los mayores daños se registraron en Nasca, ya que el sismo destruyó el 90% de viviendas. En los distritos de Acarí, Nasca y Palpa, el sismo causó la afectación de 7,000 hectáreas de diversos cultivos. Quedaron interrumpidas nuevas carreteras en diversas localidades (1).

Después de 11 años, revisando una lámina periférica en el 5to piso de un establecimiento de salud en Lima, otro sismo me sorprende. Fue el terremoto de Pisco, a las 6:40 pm. del 15 de agosto de 2007. Fue el último de los grandes terremotos que ha afectado al Perú. Con una magnitud de 8.0 en la escala Magnitud Momento, según la evaluación de daños, el sismo produjo la muerte de 600 personas y generó lesiones en 1,300 habitantes, además de dejar como saldo 450,000 damnificados y 48,000 viviendas destruidas. En localidades como Tambo de Mora, un gran número de viviendas se hundieron al surgir agua del subsuelo. La mayoría de viviendas colapsadas, por ser de adobe y quincha, incluyendo la iglesia de Pisco; otras viviendas de material noble se hundieron en el suelo: «Casas mal construidas y sobre suelos no compactos son muy vulnerables ante la ocurrencia de sismos» (2).

Hace algunos días, el 23 de junio de 2021 a las 9:54 p.m., preparándome para entregarme a los brazos de Morfeo, un sismo de magnitud 6,0 sacudió Lima y la costa central del país sin que se hayan reportado víctimas. Este temblor se ubicó a 33 kilómetros al sur-oeste de Mala, en Cañete, Lima, y a una profundidad de 32 km. Al vivir en un 4to piso, la sensación del sismo fue significativa (3). Entonces me hice la pregunta: ¿Cómo sería un terremoto en épocas de pandemia por el SARS-CoV-2 en el Perú? Preparémonos ante emergencias en tiempos de covid 19. Una emergencia puede ocurrir en cualquier momento, por eso, estas recomendaciones te ayudarán a estar mejor preparados y responder en familia y en el trabajo ante la ocurrencia de una emergencia (4). Tenemos:

Prepárate: aprovecha el tiempo en familia para dialogar sobre los peligros de origen natural (sismo, tsunami, bajas temperaturas, etc.). Conversen y acuerden cómo se organizarán para responder ante estos en contexto de pandemia. Repasa en familia las recomendaciones ante los diferentes peligros, ya que estas no pierden vigencia, sino que deben complementarse con las medidas de distanciamiento y uso de elementos de barrera, como la mascarilla. Prepara tu Mochila para Emergencias asegurando elementos cruciales para prevenir el contagio de covid-19: mascarilla, guantes, alcohol. No olvides incluir medicinas para personas con enfermedades crónicas.

Actúa: mantén la calma y aplica las recomendaciones de seguridad ante los diferentes peligros. Si es necesario evacuar, hazlo usando la mascarilla en todo momento y evitando aglomeraciones durante la evacuación. ¡No olvides tu Mochila para Emergencias! En las zonas seguras o puntos de reunión de tu barrio o comunidad es crucial guardar la distancia y evitar aglomeraciones.

Cuídate: si luego de la emergencia hay condiciones para que vuelvas a tu casa, regresa usando la mascarilla y lávate de inmediato las manos con agua y jabón. Si hay condiciones, báñate y cámbiate de ropa. Si vas a un albergue, intenta mantener una distancia prudente, usa la mascarilla en todo momento y evita tocarte la cara. Evita situaciones de apego como abrazos y besos luego de la emergencia.

Por eso «estar preparados es responsabilidad de todos, en tiempos de pandemia».

Enlaces de interés

1. http://www.cismid.uni.edu.pe/efemeridessismica-el-terremoto-de-nazca-12-11-1996/

2. https://www.gob.pe/institucion/igp/noticias/294466-pisco-2007-13-anos-de-un-sismo-devastador

3. https://gestion.pe/peru/temblor-en-lima-igp-reporto-sismo-de-magnitud-58-con-epicentro-en-canete-nndc-noticia/

4. https://www.gob.pe/institucion/indeci/campa%C3%B1as/1364-preparados-ante-emergencias-en-tiempos-de-covid-19

Nota Anterior

Cinco consejos para ahorrar energía y alentar a Perú en la Copa América

Siguiente Nota

Ica: Ocho personas salvaron de morir en incendio de ferretería

Últimas noticas en Columnas

Cajón de sastre

LA JUSTICIA EN OJOTAS Segundo Florencio Jara Peña En memoria de Inocencio Abarca Zúñiga, juez de…

ENFOQUE REGIONAL

| Por: Luz Mery Canales Trillo @LuzCanalesTrillo Vicegobernadora regional de Ica Democracia paritaria En una sociedad…